Héctor “Tito” Speranza se hizo famoso de un día para el otro. El hombre entró a los medios de la mano de Ricardo Fort como uno de sus custodios, y nunca más abandonó la pantalla. De perfil bajo, sin mediar palabra y con cara de pocos…