Carlos José Contepomi, más conocido como el Bebe Contepomi, no toca la guitarra, el bajo ni la batería. No es solista ni lidera un grupo. No canta ni hace música. Sin embargo, su apodo y su apellido son sinónimo de rock. Una marca registrada del género, en nuestro país, lograda a fuerza de notas, coberturas y primicias de La Viola, el programa que conduce en TN y ya va por la duodécima temporada.